Nuestro cuerpo y su funcionamiento


La Digestión

Son varias las transformaciones que deben sufrir los alimentos para que puedan realmente ser utilizados, y, son muchos los órganos y sistemas que participan en esta labor.

La ingestión

Cuando se ingiere un alimento, se inicia una serie encadenada de procesos en tres regiones del sistema digestivo: la boca, el estómago y los intestinos. En cada una de ellas se realiza dos fases que suceden de forma simultánea: la fase mecánica y la fase química.

• La digestión bucal

Esta tiene dos fases: la fase mecánica y la fase química.
La fase mecánica la saliva, producida por las glándulas salivales parótidas, submaxilares y sublinguales, mojan el alimento y luego los dientes trituran el alimento convirtiéndolo en partículas pequeñas. Por último la lengua mueve el alimento ya triturado al esófago para que continúe su recorrido.
En la fase química la enzima amilasa o tialina rompe parte de los almidones, convirtiéndolos en azúcar. En la boca el alimento se convierte en una masa pastosa y blanda, llamada bolo alimenticio.

La lengua, que participa en la fase mecánica, es un músculo que permite saborear los alimentos, colocar los alimentos, sitúa el bolo alimenticio en la posición adecuada para ser deglutido.
Los dientes, que también participan en la fase mecánica, se dividen en, según su función: incisivos (8): morder y cortar, caninos (4): desagarrar y desmenuzar, premolares (8) y molares (12) quebrar y moler

• La deglución

Es el proceso en el cual el bolo alimenticio pasa de la boca al esófago.
En este proceso la lengua empuja el bolo alimenticio hacia la faringe, la cual se eleva para impedir el paso de los alimentos hacia la nariz. Luego, en el esófago, el bolo alimenticio pasa al estómago por medio de los movimientos peristálticos.

• La digestión estomacal

Antes de que el bolo alimenticio llegue al estómago, éste abre el cardias, para que el bolo alimenticio pase al estómago, es como una puerta. Al igual que en la digestión bucal hay fase mecánica y química, en la digestión estomacal también.
En la fase mecánica el estómago realiza movimientos peristálticos para que el bolo alimenticio se combine con los jugos gástricos.
La fase química se realiza por la acción del jugo gástrico sobre el bolo alimenticio. Este jugo está compuesto por ácido clorhídrico, pepsina y lipasa. La pepsina ayuda a desintegrar las proteínas, para formar los aminoácidos. La lipasa se encarga de metabolizar ciertas grasas. Luego el bolo

alimenticio ya transformado se convierte en una papilla llamada quimo, que luego sale por el duodeno para seguir su recorrido. La digestión estomacal dura entre 3 y 6 horas.

• La digestión intestinal

El quimo entra al intestino delgado por un músculo en forma de anillo llamado píloro.
Ésta también se divide en fase química y mecánica.
En la fase química actúan 3 tipos de jugos digestivos sobre el quimo: la bilis, el jugo pancreático y el jugo intestinal. La bilis se produce en el hígado y vesícula biliar, tiene la función de desdoblar las grasas en moléculas sencillas. El jugo pancreático se produce en el páncreas y es el resultado de la mezcla de: tripsina, quimiotripsina, lipasa y amilasa. Y el jugo intestinal, en las células de las paredes del intestino. El jugo pancreático e intestinal contienen enzimas que transforman los almidones en azúcares simples; las proteínas, en aminoácidos; y los lípidos, en ácidos grasos y glicerol.

En la fase mecánica las contracciones de las paredes intestinales empujan el quilo por todo el intestino delgado para su absorción de nutrientes, por medio de las vellosidades intestinales. Luego lo que queda del quilo va al intestino grueso. Allí se extrae el agua, minerales y algunas vitaminas del quilo, por lo que se forman las heces que se almacenan temporalmente en el recto y luego se excretan por el ano.
La digestión intestinal dura de 12 a 24 horas.

• Las glándulas anexas: hígado y páncreas

En primer lugar el hígado y el páncreas no son órganos, sino glándulas que participan en la digestión.
El hígado es la glándula más grande del cuerpo, su función es emulsionar los lípidos, es decir, convertirlos en gotas muy pequeñas para que actúen las enzimas digestivas. Se ubica debajo del diafragma, al lado derecho del abdomen. En el también se almacenan hierro, vitaminas y carbohidratos en forma de glucógeno.
El páncreas está ubicado entre el esófago, el estómago y el duodeno. Produce el jugo pancreático, del cual ya les hablamos en la digestión intestinal, y también hormonas, llamadas insulina y glucagón, encargadas de regular el nivel de azúcar en la sangre.

Las enfermedades de la digestión

El sistema digestivo tiene varias enfermedades que son:

• Caries dental: es la destrucción del tejido dental que se inicia en el esmalte del diente lo que facilita la penetración de bacterias en la dentina. Para prevenir esta enfermedad es indispensable limpiar los dientes después de cada comida.
• La gastritis: es la inflamación de la mucosa del estómago, causada principalmente por bacterias, el exceso de sustancias ácidas y el estrés. Para prevenir es importante cambiar los hábitos de alimentación y evitar el exceso de trabajo.
• La úlcera: es el siguiente paso de la gastritis. Cuando el estrés llega a puntos extremos, la producción de ácido es excesiva y causa heridas sangrantes en el estómago y duodeno. Para prevenir hay que tener una dieta adecuada.
• El estreñimiento: ocurre cuando los residuos alimenticios circulan muy lentamente por el colon y hay demasiada absorción de agua, lo que produce heces fecales muy secas y duras. Para prevenir hay que evitar el mal consumo de alimentos.
• La intoxicación: ocasionada por toxinas de microorganismos. Para prevenir es importante conservar y limpiar adecuadamente los alimentos.
• La diarrea: es la presencia de tres o más deposiciones anormalmente líquidas en un día con o sin sangre. Su prevención se realiza manteniendo hábitos de higiene adecuados.
• Cálculos biliares: son pequeñas piedritas formadas por precipitaciones del colesterol. Se previenen con una dieta baja en grasas.
• La anorexia nerviosa: consiste en la pérdida voluntaria del apetito. si tienes esta enfermedad tendrás que hacer una tratamiento terapéutica apropiada.